Mi obra maestra

0 Creado por el Vie, 16 noviembre 2018, 13:26

'Mi obra maestra', en Histerias de Cine

FICHA TÉCNICA

País: Argentina
Dirección: Gastón Duprat
Guión: Andrés Duprat
Fotografía: Rodrigo Pulpeiro
Reparto: Guillermo Francella, Luis Brandoni, Raúl Arévalo, Andrea Frigerio, María Soldi, Alejandro Paker, Pablo Ribba, Roberto Peloni, Mucio Manchini, Julio Marticorena, Santiago Korovsky, Melina Matthews, Mahmoud Azim, Mohamed Nafad
Género: Comedia
Año: 2018
Duración: 100'

SINOPSIS

Arturo (Guillermo Francella) es un galerista encantador e inescrupuloso. Renzo (Luis Brandoni) es un pintor hosco y en decadencia. Si bien los une una vieja amistad, no coinciden en (casi) nada. El galerista intenta por todos los medios reflotar la carrera artística de su amigo, pero las cosas van de mal en peor. Hasta que una idea loca y extrema aparece como una posible solución.

TRAILER

 

NUESTRA OPINIÓN

"El arte es un fraude"

La última película de Gastón Duprat, esta vez sin Mariano Cohn, su co-director de los últimos años y con el que había realizado 'El Artista', 'El hombre de al lado', 'Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo' y la magnífica 'El ciudadano ilustre'; con guión a cuatro manos con su hermano Andrés, vuelve, y revuelve, a versar sobre el mundo de la creación y el arte.

Guillermo Francella, en 'Mi obra maestra', en Histerias de Cine

Dividida en tres partes y narrada en primera persona a modo de flashback por uno de los protagonistas, es toda ella un juego de paralelismos entre la propia obra cinematográfica y el arte y su concepción, que es el tema de la misma. Así, ya desde el propio título, y la declaración inicial, que a modo de relato policial, comienza con una suerte de McGuffin, al afirmar que es un asesino. Esta autoinculpación logra enganchar la atención inicial.

Luis Brandoni y Guillermo Francella, en 'Mi obra maestra', en Histerias de Cine

Pero, 'Mi obra maestra' es, ante todo y fundamentalmente, una oda a la amistad, en el sentido más elemental, el de la aceptación del otro tal cual es, con sus problemas y complicaciones. Un canto a la amistad de los opuestos, de la contradicción, a aquella amistad que no se puede explicar. Nos presenta dos personajes, al estilo de 'The Odd Couple', distintos e incluso contradictorios, con ecos de 'Arte' de Yazmina Reza. Por un lado Arturo (Guillermo Francella), marchante de arte, galerista, educado, práctico, agradable, racional; por el otro, pintor Renzo, "el artista", antipático, vividor, egoísta, inconformista, malhablado y malhumorado, misántropo y egocéntrico. Ambos, condenados a entenderse, son conscientes de la necesidad del dinero para vivir lo mejor posible. Con 40 años de relación, habiendo vivido las mieles del éxito y los sinsabores del fracaso, han llegado a un punto crítico, necesitan un golpe de efecto. Así diseñan un plan para engañar al engañoso mundo del arte. Es por tanto, la historia de un engaño.

Luis Brandoni, en 'Mi obra maestra', en Histerias de Cine

Dos caras de la misma moneda, al que se le añade otro vértice en la forma de un "pepito grillo" con acento español, para complicar aún más la situación. Álex (Raúl Arévalo), es un joven inocente y "naive", que trata de aprender a ser pintor y acaba ayudando en una ONGD (que podría interpretarse como una crítica a la mirada condescendiente de Europa a los países del centro y sur de América). Álex se entromete en la relación, y ya se sabe que tres son multitud.

Guillermo Francella y Luis Brandoni, en 'Mi obra maestra', en Histerias de Cine

Un historia más superficial, más evidente, menos trabajada. Más cerca de 'El hombre de al lado' que de 'El ciudadano ilustre'; viene a ser una especie de "entremés" teatral, que consigue hacer pasar un buen rato. Director y guionista vuelven, como en aquella (siendo el "leitmotiv" de su obra), a hablarnos de la creación, quién decide qué es el arte, de la volatilidad del éxito y el fracaso, de la fina línea que separa el arte del mercantilismo, de la dignidad, la honestidad y de la mentira. Del papel que juega cada uno de los elementos de ese mundo: el creador, el mediador, el crítico y la sociedad. Una trama que se sustenta en el engaño, en los golpes de efecto y situaciones bizarras; con diálogos ágiles, pero sin mordida, efectiva, pero demasiado autoconsciente. Es más un juego, estereotipado, más accesible tanto en duración como en profundidad de análisis. A ratos una escena de Les Luthiers, donde lo mejor es la química entre los protagonistas Guillermo Francella y Luis Brandoni.

"El mundo del arte es perverso porque hoy todos juegan con lo que el sistema permite"

MÁS INFORMACIÓN

Web oficial: -
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt7605922/
FilmAffinity: http://www.filmaffinity.com/es/film535280.html

Escrito por

Sin comentarios todavía.

deje un comentario