Toni Erdmann

0 Creado por el Vie, 20 enero 2017, 12:59

'Toni Erdmann', en Histerias de Cine

FICHA TÉCNICA

País: Alemania
Dirección: Maren Ade
Guión: Maren Ade
Fotografía: Patrick Orth
Reparto: Peter Simonischek, Sandra Hüller, Lucy Russell, Trystan Pütter, Hadewych Minis, Vlad Ivanov, Ingrid Bisu, John Keogh, Ingo Wimmer, Cosmin Padureanu, Anna Maria Bergold, Radu Banzaru, Alexandru Papadopol, Sava Lolov, Jürg Löw, Miriam Rizea
Género: Comedia
Año: 2016
Duración: 162'

SINOPSIS

Ines trabaja en una gran empresa alemana establecida en Bucarest. Su vida está perfectamente organizada hasta que su padre Winfried llega de improvisto y le pregunta "¿eres feliz?". Tras su incapacidad para responder, sufre un profundo cambio. Ese padre que a veces estorba y que la avergüenza un poco le va a ayudar a dar nuevamente sentido a su vida gracias a un personaje imaginario: el divertido Toni Erdmann...

TRAILER

 

NUESTRA OPINIÓN

"¿Eres feliz?"

He de reconocer que no me hacen mucha gracia, por no decir ninguna, los llamados "practical jokes" (bromas pesadas), y las bromas, en general, me provocan vergüenza propia y ajena.

Se podría titular 'Mi coach, mi padre', una película de "autoayuda" que ha asaltado la banca de la temporada de premios europeos, y que nos muestra el patético y desesperado intento de un padre por ayudar a su hija.

Sandra Hüller y Peter Simonischek, en 'Toni Erdmann', en Histerias de Cine

 

La historia suena a conocida. Winfried, profesor de música, bohemio, poco convencional, impredecible, divorciado y un poco "payaso", que vive con su perro casi ciego y cuida de su madre, trata de reconectar y "salvar" a su hija Ines, profesional de éxito en una multinacional que vive en Rumanía, "workaholic" y racional, sin aparente vida personal.

Tras la muerte de su perro, decide ir a visitarla, para ver cómo está y cómo vive. El fin de semana no sale demasiado bien, no se entienden, y acaba con el padre dejando el apartamento y a la hija llorando. Ella querría un padre con aspiraciones y no simple gracioso. Y él se preocupa de que su hija no sepa disfrutar de la vida, y no sea más que una máquina, sin sentimientos.

Peter Simonischek, en 'Toni Erdmann', en Histerias de Cine

Como decimos, una historia ya vista. Pero, no contaban con el personaje de Toni Erdmann, el propio Winfried ataviado con una peluca y una dentadura postiza, y que, sin un ápice de vergüenza, persigue a su hija por toda la ciudad, haciéndose pasar por asesor, empresario o embajador. Un forma de romper la rigidez, las reglas establecidas, tratando de encontrar la forma de comunicarse de nuevo con su hija. Toni Erdmann viene a ser el "álter ego" de Ines, el espejo en el que mirarse y ver lo absurdo de sus comportamientos, llenos de formalidad y en busca constante del éxito profesional, sin tiempo para apreciar otras cosas, ajena a la realidad del mundo.

Peter Simonischek y Sandra Hüller, en 'Toni Erdmann', en Histerias de Cine

La directora Maren Ade logra moverse en unos extremos que van desde lo más absurdo a lo más emotivo, mezclando crítica social y diferencias generacionales. Una película profundamente dramática, pero que es abordada desde la comedia más loca y surrealista. Personajes bien definidos y magníficamente interpretados por Sandra Hüller y Peter Simonischek, hija y padre, que sostienen un guión que gira, a veces demasiado, de manera original y que construye las escenas de manera muy lenta, a veces demasiado. Un difícil equilibrio, que en ocasiones pierde, entre la observación de personajes y el interés de las situaciones que muestra. Pero al final consigue salir a flote y, a pesar de la extensión de la película, la parte más densa de la segunda mitad la resuelve magistralmente con una escena de cumpleaños que se convierte, para mí, desde ya, en historia del cine. Todo ello con el uso de una cinematografía muy funcional, plano medio, estático y contemplativo, sin apenas elipsis narrativas que, como señalamos, cargan el ritmo en ocasiones.

Absurda, ridícula, patética, entrañable y emotiva en la búsqueda del contacto, de la conexión, en un mundo de apariencias, superficial e injusto. Y es que toda la película está trufada de elementos de profunda crítica social, de crisis de valores, del éxito económico y profesional como único posible, del sexismo y del techo de cristal empresarial para las mujeres.

Sandra Hüller, en 'Toni Erdmann', en Histerias de Cine

Una fábula tragicómica moderna sobre las relaciones familiares en el mundo actual, sobre el sentido de la vida, sobre la falta de tiempo para disfrutar las cosas, para saborear, para fijar aquellos momentos sobre los que se construyen los recuerdos. Es una película agridulce, imprevisible y original, a la que, personalmente, le sobra metraje, pero que consigue momentos inolvidables sin dogmatismo.

"Don't lose the humor"

MÁS INFORMACIÓN

Web oficial: http://tonierdmann-derfilm.de/
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4048272/
FilmAffinity: http://www.filmaffinity.com/es/film979452.html

Escrito por

Sin comentarios todavía.

deje un comentario